Águila filipina

El águila filipina es una de las especies que se encuentran en peligro de extinción.

aguila-filipinas

Dentro de las diferentes subespecies de águila, una de las más curiosas sin dar lugar a dudas es el águila filipina, que cuenta con una serie de características que la hacen única.

Sin embargo es una especie que ha estado realmente al borde de la extinción, y a pesar de que la tendencia ha variado ligeramente, a día de hoy su estado es muy crítico y es que su población es muy reducida, tras su drástica reducción producida en los últimos años.

Características principales

Con una envergadura alar que supera los dos metros, el águila filipina se sitúa como la rapaz más grande del mundo, compartiendo protagonismo con el pigargo gigante. Puede pesar hasta 4.5 kilos y las hembras son más grandes que los machos.

Destaca por un color marrón en su torso, distinguiéndose sus alas de un color un poco más oscuro, teniendo algunas plumas de color crema. Su vientre pero, es de color blanco, así como su cuello y parte de la cara.

Se caracteriza también por tener un pico muy fuerte y a pesar de ser relativamente estrecho, comparándolo con el de otras especies de águila. Esto le permite capturar y matar a presas de tamaño considerable. Sus garras son esenciales para poder agarrar a cualquier tipo de presa, sin dejarle opciones a poder escapar.

Por norma general esta rapaz caza en solitario, aunque en ocasiones se han visto ataques en pareja, en forma de emboscada.

Su dieta se compone de mamíferos de diferentes tamaños, especialmente primates, pero son capaces de cazar y alimentarse de cualquier presa que se les antoje. También pueden cazar cualquier tipo de roedores.

En libertad se calcula que su esperanza de vida oscile entre los treinta y los sesenta años, superando claramente su esperanza de vida en cautividad. El águila filipina a los cuatro cinco años de edad ya es adulta en el caso de las hembras, mientras que los machos son adultos a partir de los siete años.

aguilafilipinas

Localización y hábitat

Esta rapaz es endémica de las islas Filipinas, de modo que no se han extendido hacia otros territorios. Actualmente su población se concentra en las islas de Mindanao Samur y Luzón, habiéndose reducido de forma drástica en los últimos setenta años.

Se puede encontrar el águila filipina en los bosques de la zona, especialmente cuando el terreno es abrupto y con pendientes. No suele encontrarse esta especie a más de 1.800 metros de altitud.

Amenazas

La principal amenaza es la destrucción se su hábitat, ya que los bosques se destruyen por el ser humano y se fragmentan los terrenos para obtener madera y todo tipo de materiales de la naturaleza, así como para crear terrenos de cultivo.

Otra amenaza del águila filipina es la caza incontrolada ya que se usa tanto para comer su carne como para vender ejemplares a zoológicos de todo el mundo, dificultando todavía más la situación de esta rapaz.

Actualmente es una especie que se encuentra protegida por el gobierno local y existen una serie de medidas para la conservación de la especie, pero no de su hábitat, de modo que su camino hacia la extinción sigue su curso y se prevé que en los próximos años finalmente termine como especie extinta.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.