El leopardo de Amur

El leopardo de Amur es una especie perteneciente al leopardo que se caracteriza por ser el más raro de sus parientes. Sin embargo, en la actualidad se encuentra en estado crítico y por ello forma parte de la lista roja de animales en peligro de extinción del UICN. Vamos a conocer algunos aspectos destacados de este leopardo tan característico.

leopardo de amur

Características generales del leopardo de Amur

El leopardo de Amur es una subespecie de leopardo muy característico que se diferencia del resto de su especie. Cuenta con un pelaje bastante más largo que fundamentalmente es de gran utilidad para protegerse del frío excesivo. No obstante, disponen de un sistema que les permite variar el largo de su pelo, ya que durante los meses de verano apenas supera los 2 cm de largo mientras que en invierno alcanza incluso 7 cm. Además, durante el frío la piel cambia de color, convirtiéndose en algo más pálido pasando a colores crema, lo cual les beneficia especialmente para pasar desapercibidos cuando proceden a cazar.

En cuanto a su coloración cuenta con distintos tipos de pigmentos pero como tono general ofrecen una mezcla entre dorado y anaranjado bastante exclusiva.

Otro aspecto diferenciador es que las manchas negras tienen un mayor tamaño que en el resto de leopardos además de que se encuentran más separadas entre sí.

El hábitat del leopardo de Amur

En la actualidad tan sólo podemos encontrar ejemplares de leopardo de Amur en la reserva Sijote Alín, pero se considera que también puede haber algunos en libertad en la zona desmilitarizada que se encuentra separando Corea del Norte y Corea del Sur.

Por otra parte también podemos encontrar otros ejemplares en distintos zoológicos de Estados Unidos y Europa, gracias a lo cual todavía no han desaparecido por completo.

Su lugar de origen era Corea, la parte oriental de China y en general determinadas zonas orientales de Rusia.

Los peligros que amenazan al leopardo de Amur

En la actualidad su población se encuentra tan mermada que se calcula que quedan menos de 34 ejemplares ubicados en una reserva de Siberia que recibe el nombre de Sijote Alín, los cuales se suman cerca de 200 ejemplares que se encuentran en cautividad en otros zoológicos y centros de recuperación. Sin embargo sigue manteniéndose en la calificación CR por la posible existencia de ejemplares en libertad en Corea.

Sin embargo, en caso de ser demostrado que tan sólo existen en cautividad, la clasificación dentro de la lista roja de la UICN pasaría a EW.

La parte positiva es que en el último decenio se ha conseguido lograr una pequeña recuperación, aunque está claro que hay que redoblar esfuerzos para conseguir situar la especie en un lugar más seguro y protegido, ya que cualquier situación anómala podría llevarnos a un decaimiento importante y muy grave para conseguir manteniendo al leopardo de Amur, una especie que no hace demasiado se encontraba en pequeña cantidad pero suficiente para poder seguir creando colonias y manteniéndose en libertad.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.