Medio siglo subiendo las temperaturas del Océano Antártico

El calentamiento global es una de las máximas preocupaciones de cara al medio ambiente, y se ha hecho saber recientemente que se cumplen cuarenta años desde que las temperaturas ascienden de forma interrumpida en el Océano Antártico.

antartida

El equipo internacional de investigadores se ha hecho cargo de anunciarnos esta preocupante cifra y es que a pesar de todos los estudios hechos y las advertencias de que pueden producirse daños considerables no sólo en el medio ambiente, sino al propio ser humano, parece ser que no se están tomando las medidas suficientes como para evitar que el calentamiento global siga presente y cada vez de forma más crítica en nuestro planeta.

El hecho que haga cincuenta años que las temperaturas ascienden en el Océano Antártico, se postula como la principal causa del derretimiento de los glaciares y de momento no hay previsiones optimistas de cara a un futuro.

El agua cada vez más caliente

Los investigadores procedentes de la Universidad de East Anglia, Inglaterra, han desvelado que los mares que rodean la Antártida en su parte occidental, están cada vez más calientes y hace cincuenta años que las temperaturas suben de forma constante.

Otro dato preocupante es que áreas de la Antártida que todavía no han empezado a derretirse, podrían deshacerse de forma inmediata y generando un aumento del nivel del mar a nivel internacional.

Los expertos también nos hacen saber la importancia de mantener el hielo de la Antártida ya que en el caso de derretirse la masa de hielo en ese territorio, el nivel del mar subiría unos sesenta metro a nivel global. También es cierto que esto no sucederá por ahora, pero podemos hacernos una idea de la cantidad de agua que se almacena en estas capas de hielo, que además suponen el setenta por ciento del agua dulce de todo el mundo.

antartico-glaciar-antartida

Por otro lado, también se nos ha hecho saber que la temperatura del fondo del Mar de Bellingshausen, en la década de los años setenta se mantenía en los 0.8ºC mientras que en la actualidad supera los 1.2ºC. Un aumento de la temperatura del agua que puede no parecer mucho, pero este calor adicional se suma para derretir el hielo de la zona.

Menos sal en la zona antártica

En el completo estudio también se refleja que el agua que rodea la Antártica es cada vez más dulce, de modo que se afirma de nuevo que el derretimiento de las capas de hielo es un problema presente y además desplaza las aguas saladas a través de las zonas de todo el planeta. El hecho que se acumule agua más caliente en la zona antártica, hace que el proceso de derretimiento se acelere cada vez más.

La Antártica, que es una isla fría en un océano más o menos caliente, está en peligro, así como su biodiversidad. Los eufausiáceos antárticos suponen un elemento clave en la cadena alimentaria de la zona, y podrían verse afectados con el continuo incremento de las temperaturas marinas.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.