Vertido en el mar Amarillo

Lucha_manos_crudo

Seguimos a vueltas con los vertidos de petróleo. Esta vez la mala noticia nos llega de China, y es que se han vertido 1.500 toneladas de petróleo en el mar Amarillo como consecuencia del estallido de un oleoducto en el puerto marítimo de Dalian, en la provincia de Liaoning. El suceso se desencadenó el viernes de la semana pasada, pero el habitual hermetismo con que el gobierno chino esconde las miserias de su país ha hecho imposible conocer la noticia hasta ahora. El vertido de crudo ha afectado al ecosistema marino y la calidad del agua en toda la zona, y se calcula que sus efectos van a perdurar durante una década.

Según la Administración Estatal de Seguridad en el Trabajo, el estallido se produjo tras una inyección inapropiada de un producto desulfurizador en el conducto de descarga de un buque petrolero. Por lo pronto, la mancha se ha extendido a lo largo de 1.000 kilómetros cuadrados y 90 kilómetros de costa. Greenpeace ha denunciado que el gobierno no ha advertido a la población de los riesgos que comporta el contacto con el vertido. De hecho, son muchas las personas que están limpiando el crudo con sus propias manos.

En buena parte, las labores de limpieza las están llevando a cabo pescadores y personas residentes enla zona, que no saben de la importancia de protegerse de los efectos del petróleo.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.