Ecología doméstica

Grifo

No basta con hacer públicamente gala del ecologista que uno lleva dentro, es necesario también respetar el medio ambiente de puertas adentro del hogar. El ecologismo de andar por casa es tan importante como las exhibiciones sociales de educación medioambiental. Para ello, hace falta tener bien presente el manual de buenas prácticas domésticas. Para habitar un hogar verde es aconsejable seguir tres costumbres esenciales:  autocontrolar el consumo de agua y energía en casa, aplicar medidas de ahorro y hacer compras con sentido ético y ecológico. De esta forma, saldrá ganando tanto el medio ambiente como nuestra cuenta bancaria, pues estaremos recortando gastos en las facturas de la luz, el agua y el gas.

Por lo tanto, tenemos que una medida a adoptar se refiere al ahorro de agua, combustibles y electricidad. Al efecto, será conveniente abstenerse de usar el aire acondicionado salvo en momentos de estricta necesidad, priorizar el uso del transporte público en lugar del autómovil privado, acostumbrarse al reciclaje, evitar los vampiros energéticos y practicar el compostaje. Tampoco estaría de más aprovechar ciertas subvenciones que la administración puede concedernos a cambio de instalar sistemas de energías renovables.

En España, por ejemplo, el Ministerio de Medio Ambiente ha puesto en marcha un programa educativo encaminado a aquellas familias que quieran contribuir al bienestar medioambiental. Hogares verdes, así se denomina la iniciativa ministerial, porque de eso se trata a fin de cuentas, de construir un hogar global verde empezando por reverdecer los hogares particulares.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.