Las matemáticas al rescate del medio ambiente

telarana

Quienes piensen que la matemática es una ciencia abstracta sin aplicaciones en el mundo real se equivocan. Son numerosos los mecanismos matemáticos que pueden contribuir a proteger el medio ambiente. La aritmética y la geometría pueden llegar a ser muy prácticas y ecológicas.  Gracias a las matemáticas nos ponemos en condiciones de predecir eventos y fenómenos, combatir las emergencias de incendios forestales, detener la contaminación, gestionar eficientemente los recursos hídricos y comprender el comportamiento de los animales y las plantas, además de explicarnos las propiedades de mares y suelos.

Son muchos los modelos matemáticos que, basados en cálculos estadísticos, nos ayudan a medir las variables ambientales y actuar en consecuencia anticipando los efectos de nuestras decisiones. Al efecto, los matemáticos y otros científicos naturales elaboran sistemas complejos de teorías holistas que reflejan las interacciones de los agentes geológicos, atmosféricos y biológicos. Los científicos necesitan coordinarse interdisciplinarmente porque la naturaleza, su objeto de estudio, funciona a través de redes interconectadas y plutifuncionales. Los análisis estadísticos se acumulan haciendo posible el balance transversal de la evolución de la flora y fauna del planeta.

La cartografía vía satélite permite esclarecer las transformaciones que sufren los mares, los bosques y, en general, todas las áreas terrestres, que se explican a través de algoritmos matemáticos. Por todo ello, lo justo es pensar que las matemáticas representan uno de los mejores instrumentos con los que contamos en el esfuerzo por comprender la naturaleza.

Un comentario

  1. erinder 28 noviembre 2018

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.