Como hacer papel reciclado

En la sociedad de hoy en día, todos somos conscientes de la importancia del reciclaje, un proceso que nos ayuda a transformar los desechos en objetos de nuevo útiles, sin la necesidad consumista de tener que explotar los recursos que nos ofrece el planeta tierra, los cuales, pese a que pueda parecer lo contrario, son limitados y un abuso de ellos podría desencadenar consecuencias trágicas para la supervivencia y bienestar de la raza humana.

Hoy os queremos hablar acerca de un pequeño tutorial con el que aprenderemos a realizar manualidades con reciclaje, en este caso, con papel de desecho que convertiremos en un bonito papel reciclado ideal para pintar, dibujar, escribir una carta o una nota, o simplemente decorar nuestro lugar favorito de la casa.

pp

A continuación os dejamos los materiales que necesitaremos para elaborar papel reciclado cien por cien:

  • Dos bastidores (uno de ellos con rejilla), de la medida que necesitemos según el volumen de papel a preprar
  • Un recipiente de gran tamaño
  • Bol mediano
  • Tela de algodón (con un pequeño trozo es suficiente)
  • Licuadora
  • Dos placas de madera

Manualidades con papel reciclado

Comenzamos este tutorial con el elemento principal: el papel a reciclar, el cual tendremos que cortar en trozos pequeños, rompiéndolos con suavidad con las manos, o si queremos hacerlo de manera más exacta, necesitaremos unas tijeras.

Conforme vayamos rompiendo los papeles en pequeños trozos, los iremos ubicando dentro de uno de los recipientes, donde los reservaremos para después.

Una vez tengamos todo el papel cortado, y guardado en el recipiente, colocaremos agua en su interior. La cantidad no es fija, ya que depende de los diferentes tipos de papel de los que dispongamos, así como de su nivel de absorción, de manera que tendrás que realizar un calculo cubriendo el papel con la suficiente agua como para que este quede completamente empapado.

Dejamos reposar el papel durante aproximadamente unos 5 o 10 minutos para que absorba bien el agua.Tras esto, lo colocaremos en el interior de la licuadora, donde lo picaremos.

Este paso es uno de los más complicados, ya que tenemos que asegurarnos de que el papel posea el nivel de agua suficiente para que pueda ser licuado correctamente hasta crear una pasta. Esta pasta es la pulpa del papel, la cual cuando ya esté preparada volcaremos dentro del recipiente de mayor tamaño del que dispongamos.

Ahora, tomaremos los bastidores, y los juntaremos de forma que la rejilla que mencionábamos en los materiales quede en el interior de ambos. A continuación los ubicaremos en el interior del recipiente que contiene la pulpa.

Tras unos minutos, los retiramos, dejando que el excedente de agua se escurra por completo, colocando los bastidores sobre una superficie firma y plana, retirando el bastidor que no posee rejilla.

ppp

Ahora, colocamos sobre el bastidor con la pulpa de papel el trozo de tela de algodón y lo cubrimos con la madera (también podemos colocar sobre esta otros objetos pesados que ejerzan presión para una mayor fijación).

Finalmente, ahora tan solo tenemos que tener paciencia y colocar nuestro papel reciclado en un lugar fresco y seco donde pueda conservarse hasta que se seque por completo, algo que tardará varias semanas.

Una vez pasado este tiempo, podremos retirar la madera, y la tela de algodón que habíamos colocado sobre la pulpa de papel, ¡y ya está!, cuando esté completamente seco podremos comenzar a disfrutar de nuestro propio papel reciclado.

Este proceso es muy sencillo y divertido de hacer, que nos ayuda a encontrar una nueva utilidad para los desechos de papel con creatividad. Una manualidad de la que podemos disfrutar en familia, para concienciar a los más pequeños de la importancia del reciclado.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.