El funcionamiento de los compostadores

compostador-10-grande

Hemos hecho referencia alguna vez aquí al proceso de compostaje. Hoy trataremos de explicar este sistema de reciclaje más y más utilizado por empresas y particulares. Gracias al sistema del compostaje, consumidores e industrias pueden convertir la basura orgánica en un tipo de abono de propiedades nutritivas para las plantas y las cosechas. El procedimiento es bien sencillo: basta con un depósito llamado compostador, que se llena de residuos orgánicos, que a su vez se transforman en compost al mezclarse con los microorganismos del interior de la máquina. El compost tiene múltiples aplicaciones: sirve como abono, como sedimento contra la erosión, como antídoto contra agentes patógenos y disolvente de productos tóxicos.

La descomposión de los residuos en la panza del compostador se produce de modo aeróbico (es decir, con oxígeno) y a través de muy variados métodos: en caliente o con temperatura natural y usando lombrices rojas o lombrices de la familia Lumbricidae, lo que da lugar al compuesto denominado vermicompost.

Por la red circulan distintos manuales con la ayuda de los cuales toda aquel que así lo quiera puede construirse su propio compostador. Los menos hábiles tienen la posibilidad de adquirir estos artefactos comprándolos en las empresas que ponen diversos modelos en el mercado. Los compostadores más baratos salen por unos 60€, los más caros no superan los 300€.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.