Greenpeace se lo pone difícil a las petroleras del Ártico

cairn_energy

Activistas de la organización no gubernamental Greenpeace han bloqueado el funcionamiento de la plataforma petrolera de Cairn Energy, en las aguas del Ártico. Y es que la compañía ha descubierto un pozo de gas no lejos de Groelandia. Por su parte, los ecologistas reclaman una moratoria en la explotación en estas áreas casi vírgenes del planeta. Aunque exuberante en recursos naturales, estas latitudes boreales no habían sido explotadas hasta la fecha por causa del hielo. Ahora que el hielo se repliega, se abre un nuevo horizonte para las compañías de gas y petróleo.

En uno de estos puntos, la bahía de Baffin, al oeste de Groelandia, la petrolera escocesa Cairn Energy lleva extrayendo hidrocarburos desde el verano. Ha podido hacerlo porque, a diferencia de lo que pasa con la Antártida, el Polo Norte no está protegido por ningún tratado internacional que ponga sus recursos a salvo de las explotaciones. Se prevee, así las cosas, que en adelante otras compañías se sumen a la carrera por extraer los recursos naturales que el repliegue del hielo va descubriendo en el Ártico.

Según informa Greenpeace, cuatro activistas han eludido los dispositivos de seguridad y han irrumpido en la plataforma de Cairn Energy llamando la atención de sus responsables. Los cuatro ecologistas se han encaramado a uno de los pilares de la plataforma, donde permanecen suspendidos. Así quiere Greenpeace detener las perforaciones de la plataforma.

Fuente: foto

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.