Reciclar aceite

contenedor-aceite

Reciclar el aceite que usamos en casa no tiene muchas complicaciones, pero sí grandes ventajas en relación con el medio ambiente. Reciclando el aceite podemos fabricar artículos de uso cotidiano como jabones o combustibles, y además evitamos que el vertido vaya a parar a nuestros ríos y mares. Algunos ayuntamientos del mundo entero ya se están ocupando de instalar contenedores de aceite; eso sí, la responsabilidad de reciclar cae siempre en el consumidor, que debe estar concienciado con el problema.

Verter el aceite usado por el sumidero puede ocasionar deterioros en las tuberías, así como aumentos de las plagas humanas y mayores dificultades en la depuración del agua; y ello sin hablar de lo que sucede si el aceite llega al río, donde forma una película que impide el paso del oxígeno hacia el caudal dificultando así la vida subacuática. El aceite es uno de los líquidos con más eficacia contaminadora y más lenta biodegradabilidad. Por otra parte, un litro de aceite es capaz de contaminar mil litros de agua. De ahí la importancia del reciclaje de aceite. Se estima que por cada litro de este líquido podemos obtener un litro de combustible diésel.  

Pero no acaba ahí la utilidad del aceite usado, sirve también de materia prima en la elaboración de productos fabricados por la industria farmaceútica, cosmética o química. Por eso, van a más los ayuntamientos que establecen puntos limpios de recogida de aceite usasdo.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.