BP consigue cerrar la fuga de petróleo

Marea_negra_EE_UU

Ya sabemos que el vertido de la plataforma de Bristish Petroleum merece el dudoso honor de ser el desastre petrolero más trágico de la historia de Estados Unidos, más trágico aun que el vertido del Exxon Valdez en las costas de Alaska allá por 1989. Lo sabemos precisamente el día en que nos enteramos de que la operación de BP encaminada a sellar la fuga de las fisuras existentes en las ruinas de la plataforma petrolera ha podido llevarse a cabo con éxito. Sin embargo, esta buena noticia se ha visto empañada por otra según la cual el derrame dairio de petróleo era más cuantioso de lo calculado. Según los últimos datos aportados por el Servicio Geológico de EEUU, la cantidad de petróleo vertida al día llegaba a los 25.000 barriles.

Co todo, parece que el pozo ha dejado de expulsar crudo, si bien la noticia debe ser confirmada aún por responsables de BP, pues no está claro que se hayan sellado todas las filtraciones. Lo que está fuera de toda duda es que la contención de la hemorragia es cuestión de días, si no de horas. La empresa petrolera ha conseguido taponar el pozo a base de una mezcla de cemento y lodo pesado. Las maniobras se han llevado a término a una profundidad de 1.500 metros, con la presión que ello implica. De ahí las dificultades de la tarea.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.