Cumbre para asear el mar Báltico

cumbre_mar_báltico

Está celebrándose estos días en Helsinki una cumbre que tiene el objetivo de analizar y tratar de poner fin a los problemas medioambientales del mar Báltico, el más contaminado del mundo por causa de los deshechos, pesticidas y fertilizantes agrícolas, además del abundante tráfico marítimo que sostiene. Asimismo se prevee que en los próximos años se incremente la presión medioambiental por el despegue energético que experimentará un país tan grande como Rusia. La cumbre, convocada a instancias del Baltic Sea Action Group, sienta en la mesa de negociaciones a delegados de diez países con salida al mar junto con Bielorrusia, parte igualmente implicada en el problema debido a sus vertidos químicos.

Pero si hay un país responsable de la contaminación del Báltico ese es Rusia, que no contenta con los vertidos actuales pretende abrir una autopista marítima a sus petroleros con salida y entrada en el puerto de nueva construcción de Ust Luga, desde donde se exportarán los cargamentos pocedentes de los yacimientos del Ártico, de inminente apertura.

Pero no todo son malas noticias porque Rusia ha anunciado que abrirá una planta de tratamiento de residuos en Kaliningrado que reproduzca el éxito de la instalada en San Petersburgo con dinero finés y sueco. El objetivo de la cumbre de Helsinki es restaurar la salud del mar Báltico en un plazo de no más de diez años.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.