El huracán Álex detiene las labores de limpieza

alex-depresion-tropical

Ya se empieza a hablar menos del vertido de petróleo en el Golfo de México. Sin embargo, las complicaciones siguen apareciendo. Ahora en forma de fenómeno metereológico, y es que un nuevo huracán viene de hacer acto de presencia en el Caribe. Este huracán ha sido bautizado como Álex. La temporada de ciclones 2010 se ha puesto de largo con la aparición de esta tormenta tropical, que ya ha conseguido la categoría de huracán. Por culpa de Álex se han interrumpido las tareas de limpieza y contención del crudo en el golfo y las costas sureñas de EEUU.

Obama ha declarado Texas en alerta a causa de una presumible expansión del vertido como consecuencia de los desarreglos producidos por el huracán, que sigue inflándose en dirección a los estados sureños norteamericanos. El empeoramiento del clima obliga a paralizar las labores de higiene que se vienen practicando desde hace meses en tierra y mar adentro, y también se han detenido los vuelos de aviones a fin de quemar con productos químicos las manchas de petróleo que flotan a flor de agua.

Pese a todo, van a continuar los esfuerzos de British Petroleum por atajar la fuga al pie de la plataforma, así como la perforación de un pozo de descongestión. Todo ello seguirá en marcha, así como la cólera de los ecologistas que claman venganza contra la presunta negligencia de BP.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.