El mastín tibetano en peligro

Anuncios

mastin-tibetano

Un fuerte terremoto en abril sobre la región de Yushu, área de cría del mastín tibetano, ha puesto en peligro la supervivencia de la especie. Uno de cada diez mastines del censo local, dos centenares en total, fallecieron entre las ruinas del terremoto del pasado 14 de abril. Por si eso fuera poco, los perros que sobrevivieron al seísmo están sufriendo los problemas derivados de la desnutrtición y las epidemias que asolan no sólo a los animales sino también a las personas que viven en la zona. Algunas ONGs han almacenado kilos y kilos de carne que, no obstante,  son insuficientes para alimentar debidamente a los mastines. Son muchos los ejemplares que callejean por entre las ruinas de las poblaciones de Yushu, algunos de ellos sin dueño.  

La prefectura de Yushu, en las región montañosa del Tibet, es la cuna de los mastines tibetanos, precisamente perros adaptados a la montaña, tal como los mastines y sanbernardos suizos. Los mastines tibetanos pueden llegar a alcanzar precios muy elevados en el mercado de las mascotas. Son muy apreciados por los aficionados de todo el mundo y las gentes del lugar, que alimentan a estos perros a base de carne y yogur. 

Se trata de un perro guardián, que también se usa para el cuidado de los rebaños. Los veterinarios de la zona han puesto en guardia contra posibles brotes de rabia entre los caninos supervivientes, lo que puede propagarse a la población humana.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.