La mancha de fuel llega a EEUU

mancha luisiana

La gran mancha de petróleo que flota en el Golfo de México está amenazando las costas del sur de Estados Unidos y de paso ha generado una crisis institucional entre el ejecutivo y la petrolera BP. Lo que está claro es que la mancha está dando no pocos dolores de cabeza a diestro y siniestro. Recordemos que el vertido se formó hace una semana como consecuencia de la explosión que echó abajo la plataforma petrolera que BP tenía en el Golfo de México. Barack Obama, el presidente de Estados Unidos, ha llegado a movilizar el ejército en el intento de aplacar el impacto de la mancha. Obama ha dicho que hará uso de todos los recursos disponibles para frenar el vertido, de 168 kilómetros de largo. La llegada del crudo a las costas de Luisiana es ya inminente y la Guarda Costera se prepara para lo peor.

 Luisiana está en estado de emergencia y el problema ha despertado la alarma federal, que permite movilizar recursos desde el gobierno central en Washington. El vertido se acerca a las reservas natuales localizadas en la costa que rodea el delta del río Mississippi.

British Pretoleum ha anunciado que asumirá todos los costes económicos que ocasione la tragedia ecológica, que ya ha tocado los islotes del delta. BPP destinará una flota de 80 embarcaciones con la misión de limpiar la mancha de crudo.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.