Los productos post-consumidor

residuos

Hay una nueva denominación para hablar de los artículos elaborados a base de residuos. Nos referimos a los productos post-consumidor, calificados así por estar hechos mediante residuos provenientes del reciclaje. Se distinguen, de esta manera, dos tipos de residuos: los pre-consumidor, que tienen su origen en los deshechos que produce el fabricante en el proceso de elaboración, y los post-consumidor, restos que los consumidores han repudiado. Los primeros están vinculados a lo que los expertos llaman recuperación, mientras que los segundos van ligados al reciclaje propiamente dicho. Entre estos últimos se encuentran los restos de alimentos caducados o no, artículos obsoletos, objetos que han perdido su utilidad, envases y envoltorios, etc.

La reutilización de estos residuos convertidos en objetos de nuevo uso tiene efectos positivos tanto para la economía como para el medio ambiente. Con el fin de que el consumidor pueda discernir entre los productos convencionales y los producots post-consumidor, las empresas tienen que encargarse de etiquetar sus mercancías como es debido.

En este sentido, EEUU va a la vanguardia del reciclaje y la reutilización de los productos. Allí, no son pocas las empresas que ya apuestan por la comercialización de los productos post-consumidor convenientemente etiquetados. Es el ejemplo de diferentes compañías en los sectores del papel, el plástico y la construcción. Al parecer, el número de estas empresas se ha multiplicado por tres en los últimos años.

Déjanos tu opinión

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.