Luz verde a la creación de biocombustibles

microplasmaLas investigaciones encaminadas a producir artificialmente biocombustibles a partir de microoganismos lleva buen camino. De un tiempo acá se ha progresado una barbaridad en las tecnologías genéticas de modificación de bacterias. Por medio de estas avanzadas técnicas de laboratorio los científicos podrán crear nuevos microorganismos útiles en la composición de biocombustibles y produtos capaces de eliminar residuos tóxicos. Los experimentos se llevan a cabo transfiriendo material cromosómico de unas bacterias a un cultivo preparado de levadura, donde se altera el genoma y desde donde se inserta en otro tipo de bacterias, creando un microorganismo inédito.

Así y todo, los biotecnólogos tropezaban una y otra vez con el rechazo de la bacteria receptora en la resistencia a salvar su ADN, lo que en el argot se llama un sistema de restricción de la modificación. Pero los científicos consiguieron dar un paso adelante al aplicar un precipitado químico del grupo metil sobre el genoma cultivado en la levadura, lo que les valió para burlar la protección natural de la bacteria receptora.

De esta manera se despeja el camino para la hipotética viabilidad de producir biocombustibles a base de modificar el genoma de las cepas de bacterias micoplasma mycoides, los organismos donantes, y microplasma capricolum, los receptores. Todo este asunto va aparejado a una discusión legal, y es que sabemos de un precedente por el que la justicia estadounidense concedió el copyright al equipo de biotecnólogos que diseñaron un microorganismo en su propio laboratorio, lo cual plantea la controversia de hasta qué punto es legítimo patentar la vida natural.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.