Una tortuga seguida con transmisor

turtles_green

La Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM) ha liberado una tortuga a la que le han colocado un trnsmisor con la idea de seguir a distancia sus movimientos por el mar durante los próximos meses. En concreto, está previsto que el transmisor no deje de dar señal en al menos 12 meses. La tortuga, a la que han bautizado con el nombre de Bella, apareció varada en la playa del Trabucador del delta del Ebro, en la provincia de Tarragona, España. Esto fue hace seis meses, desde entonces la tortuga ha permanecido bajo observación.

Bella es un ejemplar de la llamada tortuga verde o chelonia mydas. Ahora será liberada en aguas del mar Mediterráneo con el fin de que muestre a los investigadores cuáles son las rutinas de su vida en libertad. Eso será posible con la ayuda de un transmisor colocado en el caparazón de la tortuga. Sus movimientos serán seguuidos vía satélite y podrán ser consultados por todas las personas que quieran en seaturtle.org, donde Bella podrá ser apadrianada.

Es la primera vez que los científicos van a rastrear los pasos de un ejemplar joven de tortuga verde en el Mediterráneo, lo que genera grandes expectativas en torno a los datos que puede proporcionar el viaje de Bella de aquí a los próximos 12 meses. No hay muchos ejemplares de tortuga verde en el Mediterráneo, de ahí lo especial del evento.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.