Brasil construirá una presa en el Amazonas

rio_xingu

Las autoridades de Brasil, presididas por Lula da Silva, se han puesto a planear el proyecto definitivo para construir una presa gigantesca en el cauce del río Xingú, afluente del Amazonas. La presa abastecerá la central hidroeléctrica de Belo Monte y se convertirá en la tercera más grande del planeta. Las obras y el asentamiento de la presa faraónica desplazarán a 50.000 personas, muchas de las cuales, con el apoyo de distintas ONGs, se están movilizando en señal de protesta por la construcción del proyecto. Según estos opositores, la presa tendrá un impacto medioambiental más profundo de lo que aconseja la prudencia ecológica. Estos detractores también pronostican que la presa y la central hidroeléctrica aparejada tendrán un rendimiento por debajo de la eficiencia energética debido a los ciclos estacionales del río Xingú.

Después de no pocas negociaciones y pleitos con la justicia, Lula da Silva ha sacado adelante este proyecto desproporcionado que atenta contra el equilibrio medioambiental de la zona, los ecosistemas que habitan en ella y las poblaciones indígenas que han adaptado su forma de vida a las condiciones existentes a lo largo de siglos. Las comunidades indígenas están decididas a plantar cara a Lula da Silva.

Será un consorcio de nueve empresas el que corra con las inversiones del proyecto. Aun así, será la empresa Chest, propiedad del estado, la que asuma el grueso de los costes, de modo que la central hidroeléctrica tendrá una titularidad compartida entre empresas públicas y privadas.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.