La UE no experimentará con grandes simios

chimpance

La Unión Europea, a través de su Consejo de Asuntos Generales, ha dedicido endurecer las regulaciones en materia de experimentación científica con animales. La nueva normativa se dirige a aumentar las garantías sobre la integridad física de los animales sin entorpecer por ello la legitimidad de las investigaciones científicas. Nadie duda que estas investigaciones son necesarias a los efectos del desarrollo de la medicina, aplicable de igual modo a los animales; pero también es verdad que no podemos manipular el cuerpo de los animales como si se trataran de un pedazo de madera o un guijarro insensible. Por ello, hay que buscar un equilibrio entre la legitimidad de los experimentos científicos con animales y el reconocimiento de que no podemos hacer daño a ningún ser vivo de forma gratuita e injustificada.

La nueva disposición abunda en la idea de que conviene buscar formas alternativas de investigación cuando la agresión hecha sobre los animales rebasa los límites de lo moralmente permitido. Al mismo tiempo, los científicos deberán minimizar en lo posible el sufrimiento causado a los animales de prueba. Queda prohibido el uso de grandes primates como orangutanes, gorilas y chimpancés en las prácticas investigadoras cuando las mismas atentan contra la integridad de los simios.

Así mismo, se dispone que toda iniciativa de manipulación animal se someta a análisis y, en caso de que corresponda, a  la debida autorización. Bajo la nueva normativa caen todos los animales vertebrados.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.