El PSOE apoya las energías contaminantes

mina_carbón

El Partido Socialista Español sigue dilapidando el dinero público en prolongar la agonía de sectores difuncionales de la economía nacional. Ahora acude al rescate de la minería del carbón sin importarle el derroche que ello supone y las consecuencias negativas para el fomento de las energías limpias. Esta iniciativa se enmarca en el Plan nacional del Carbón 2006-2012. El PSOE no sabe distinguir entre la inversión y el derroche. Es un hecho. La financiación pública de las energías limpias es una inversión, mientras que las subvenciones a las industrias basadas en las energías contaminantes, caso del carbón, se definen como un derroche. Es así de fácil. Y el PSOE no lo ve o no lo quiere ver. Tampoco sabe el PSOE que, en el caso de los sectores improductivos, lo aconsejable no es mantener artificialmente con vida al enfermo, sino promocionar políticas que contribuyan a la reconversión laboral.

Las partidas presupuestarias destinadas al carbón bien podrían encauzarse a la promoción de las nuevas energías ecológicas en la zona; de este modo, además de asegurar la prosperidad de la zona, garantizaríamos la conservación de los puestos de trabajo. No sólo se reciclan los residuos, también los modelos productivos y los trabajadores deben hacerlo.

Según los cálculos de los expertos, estas ayudas del gobierno socialista se traducirán en la emisión de unos 25 millones de toneladas suplementarias de CO2 a la atmósfera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Te recordamos que esta web utiliza cookies. Más información