Las consecuencias del uso del etanol como energía alternativa

El etanol es un combustible desarrollado a partir de la fermentación de azúcares de diferentes compuestos agrícolas. Este producto es considerado como una de las mejores formas para sustituir el petróleo, de tal modo que la población viva sin la necesidad de utilizar el codiciado combustible fósil.

El etanol ha sido visto como una salvación para un mundo muy dependiente del petróleo, pero para los ambientalistas este producto es igual de malo que el petróleo (o incluso peor, ya que se han visto consecuencias de uso del etanol mucho peores).

El etanol contamina el aire

Una de las consecuencias de uso del etanol son los gases emitidos a la atmosfera, que son igual de dañinos que los emitidos por los motores de combustión de automóviles tradicionales (los que, por tanto, funcionan con gasolina convencional). Esto hace que el etanol pueda dañar al medio ambiente casi igual que la gasolina.

Lo que se busca para hacer que el etanol no sea tan dañino es utilizar compuestos menos agresivos para limitar la emisión de monóxido de carbono.

Las vinazas dañan el agua

La vinaza es un compuesto que aparece luego de la destilación de la caña de azúcar, que es utilizada para la producción del etanol. Este compuesto es muy tóxico y puede generar daños en el ecosistema, sobre todo en el agua natural.

Por cada litro de etanol producido a base de caña de azúcar se generan unos 13 litros de vinazas, lo que quiere decir que la producción de etanol puede ser igual de dañina que la producción de gasolina tradicional.

El problema en la agricultura

La agricultura ha sido utilizada como una forma de mantener satisfechas las necesidades alimenticias de la población, pero ahora está siendo usada para dar por cumplidas las demandas eléctricas de los ciudadanos.

Las consecuencias del uso del etanol como energía alternativa

El problema con el etanol es que se necesita terreno para la producción de caña de azúcar, que es la materia prima utilizada en varios países para la producción de este combustible (sobre todo en Brasil). Para poder mantener las demandas energéticas de etanol satisfechas es necesario utilizar varios terrenos para la producción de azúcar.

Los terrenos utilizados para el cultivo de azúcar le quitan espacios a sembradíos para productos agrícolas que sirven como alimento a los seres humanos. Según varios expertos, es imposible hacer que el etanol pueda sustituir al petróleo a largo plazo, ya que se necesitarían miles de millones de hectáreas de terreno para que esto fuera así.

Muchos países no tienen capacidad para producir etanol de forma independiente, y algunos deberían poner en riesgo su agricultura para lograrlo.

Déjanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.